La importancia de un sustrato de calidad

 In Bienvenidos

El sustrato tiene como objetivo proporcionar un soporte físico adecuado para el desarrollo de la raíz y por consiguiente de la planta. Para ofrecer un buen anclaje y favorecer el crecimiento del sistema radicular debe tener las siguientes cualidades:

  • Poseer una densidad suficiente para favorecer el anclaje de la planta.
  • Debe ser homogéneo y estable física y químicamente.
  • Además debe estar libre de patógenos, metales pesados, semillas de malas hierbas, etc.

Según sus propiedades físicas debe ofrecer:
Gran capacidad de retención de agua y así poder almacenarla y ponerla a disposición de las raíces cuando la planta la necesite.
Buena capacidad de drenaje para facilitar la absorción de agua y poder liberar el exceso más fácilmente.
Debe tener la adecuada porosidad. El agua, al no ser retenida en exceso, puede convivir con el aire que ocupa los poros.
Su estructura debe ser homogénea y esponjosa para que no se descomponga o degrade demasiado rápido.
Debe contener partículas de diferentes tamaños en una distribución homogénea.
Según sus propiedades físicas un buen sustrato debe asegurar:
Capacidad de intercambio catiónico. Capacidad de un suelo o de un sustrato de retener nutrientes e intercambiarlos con la planta.
Un pH adecuado. Por lo general el nivel óptimo sería un pH de 5.5 a 6.5. Aunque en las plantas acidófilas se requiere un pH en torno a 4.5 y 5.0
Baja salinidad. No debe contener exceso de sales producto de materias primas mal seleccionadas o exceso de abono.
 

Valora esta entrada
Recent Posts

Dejar un comentario

dieciseis + 6 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button